Nuestros queridos juegos de 16 bits

Juegos 16 bits

¿Cuántas horas hemos pasado muchos de nosotros delante de una pantalla o en un recreativo disfrutando de juegos de 16 bits? ¿Tienes nostalgia de títulos como Streets Of Rage o Golden Axe? Esta review te hará recordar esos grandes títulos que un día te tuvieron durante horas sumergido en diversión y alegría.

Rememorando los videojuegos de 16 bits

Streets Of Rage

Streets of Rage

El primero de ellos es el gran Street Of Rage de la Sega Megadrive, desarrollado entre 1991 y 1994, siendo una saga de 3 juegos. Personalmente, el Street Of Rage de 1991 es mi preferido de toda la saga en comparación con los otras secuelas posteriores, aunque su estilo sea más básico o incluso, podríamos decir “tosco” en cuanto al acabado de los personajes o sencillez en la ejecución de golpes. Me centraré en la primera saga puesto que es con el que más allegado me siento y en mi opinión el mejor de todos ellos.

Todo comienza con una breve introducción  donde te explican rápidamente, pero muy rápidamente, la historia que lleva a nuestros héroes a pegarse con toda la mafia de la ciudad. Lo que viene a continuación sería la selección de nuestro personaje donde se elegirá entre un rubio guaperas, un fornido mandingo o una chica de los al más puro estilo de los ochenta; cabe decir que esta era una parte muy importante si jugabas con un amigo ya que podía existir alguna disputa por coger tu personaje favorito.

Una vez elegido, empezaremos a disfrutar del juego peleando contra las bandas callejeras que recorren la ciudad, intentando hacerlo lo mejor posible porque la dificultad de este tipo de juegos, no solo en el género de peleas en 2D sino en general en todos los juegos de la década de los 80′ y 90′, es algo elevada. Y es que, aunque incluía la opción de poder ajustarlo a varios niveles, era difícil incluso el nivel más sencillo y recordemos “los checkpoint no existen” aunque menos mal que por lo menos, tenemos el “Insert Coin and Try Again”.

Para finalizar este gran juego, no puedo olvidarme de citar la maravillosa música que envuelve todo los entornos por los que cruzaremos que hoy día si la escuchara me devolvería a mi infancia y a esas horas que tanto jugué a este maravilloso juego.

Golden Axe

Golden Axe

Otro de los grandes que no podía faltar es el Golden Axe de 1989, o tan bien llamado Hacha Dorada por aquellos que empezábamos a aprender inglés en aquellos tiempos, y al igual que el anterior tiene una serie de secuelas tituladas Golden Axe II y Golden Axe III pero me centraré en el base, la cuna de las demás secuelas, el Golden Axe I.

El juego está ambientado en una época medieval, con un estilo bárbaro y donde existe la magia; era, podríamos decir, una adaptación de los juegos de rol a la consola pero muy simplificada con una historia bien sencilla pero a la vez, muy adictiva por su forma de juego.

Una de las cosas más destacables del juego son los personajes: un enano, una amazona y un bárbaro, los cuales tienen sus propias características que los hacen únicos, como por ejemplo la amazona es buena en magia y el bárbaro en combate.

El diseño de los entornos, nuevamente, está muy bien realizado al igual que la música que nos acompaña a lo largo de nuestra aventura entre dragones, duendes y otro tipo de seres del mismo género fantasioso.

Golden Axe, también es un gran título, con un nivel de dificultad bastante elevado como ya apuntábamos anteriormente, y sí no lo has jugado, merece la pena pues  junto con otros grandes títulos que no he incluido, es el “alpha” de los juegos de ‘Beat ‘em up’.

Vectorman

Vectorman

Un juego que pasó bastante desapercibido en la estela de los 16 bits europea pero que debo incluir ya que para mí, es uno de los grandes juegos de shooter de plataforma de los años noventa. Vectorman consta de 2 títulos, el primero, al que haré referencia, se lanzó en 1995 y su secuela, a la que llamaron de una manera original Vectorman 2, fue lanzada un año posterior a la primera entrega.

Vectorman es el nombre de nuestro héroe, quien se enfrenta a una gran serie de antagonistas, dirigidos por Warhead, para salvar La Tierra de su tiranía, en un entorno apocalíptico donde los televisores (no se sabe bien por qué), cobran bastante importancia, pues aparecen en todos y cada uno de los escenarios.

Con el transcurso de nuestra aventura, la dificultad se irá incrementando a medida que se vayan realizando modificaciones a Vectorman aunque estas modificaciones perecen con el tiempo. Esto le añade ese toque característico de este juego, puesto que, aunque la dificultad va en incremento, tú sigues siendo el mismo y lo que se verán son tus habilidades como jugador.

Reconozco que es un gran juego pero no lo puedo comparar con los dos anteriores, pues creo que están a escalas diferentes y aunque el entorno y la música no estén nada mal, no llegan al nivel de Street Of Rage o Golden Axe  aun siendo un juego lanzado mucho más tarde. Pero esta no es una excusa para perder la oportunidad de jugarlo, te aseguro que te dará bastantes horas de retos y diversión.

Y aquí acaba nuestro pequeño viaje de recuerdos, para algunos, y para otros que los desconocían os invito a jugarlos alguna vez, no penséis que son malos juegos solo por no tener unos gráficos de nueva generación, jugarlos porque serán un verdadero reto, con una ambientación excelente que no te dejará insatisfecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *